La historia de nuestra cetárea

Inmare, desde 1945

Nuestra empresa posee una larga historia de trabajo y empeño para mantener viva una tradición de mariscadores que se remonta tres generaciones. El logro ha sido hacer llegar nuestros productos con mejor calidad posible a nuestros clientes. Desde 1945 que fue construida la cetárea original para almacenar langosta gallega hasta el día de hoy, se ha modernizado y adaptado a nuevos productos.

Desde crustáceos vivos mantenidos en nuestras piscinas a los moluscos de nuestra depuradora, hemos añadido un cocedero de marisco y productos preparados y envasados, creados después de una larga experiencia trabajando el marisco, tanto el gallego como el de otras partes del mundo- Esto nos permite ofrecer una gran calidad y servicio.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia, si continua navegando consideramos que acepta su uso. Ley de cookies